Travanca es una pequeña población en la montaña. Está situada en el Parque Natural de Montesinho, harmoniosamente integrada en el bonito paisaje trasmontano, a norte del pueblo de Vinhais, capital de los ahumados. Ahí está la Casa da Fonte, tradicional casa de campo, recientemente restaurada para le recibir de brazos abiertos.